domingo, febrero 26

MENSAJE 25 DE FEBRERO COMENTADO

Señora de la Piedra Bogota
Queridos hijos! Hoy los invito a vivir profundamente su fe y a que oren al Altísimo para que la fortalezca, de manera que los vientos y tempestades no la puedan quebrantar. Que las raíces de su fe sean la oración y la esperanza en la vida eterna. Y desde ahora, hijitos, trabajen en sí mismos en este tiempo de gracia en que Dios les concede la gracia para que, por medio de la renuncia y el llamado a la conversión, sean personas de clara y perseverante fe y esperanza. Gracias por haber respondido a mi llamado.
COMENTARIO
Queridos hijos!: Nuestra mamá como siempre con ese optimismo y ser de madre, siempre dando a luz a una humanidad adolorida, a un hombre roto, pero llamado a la santidad, a la gloria. somos muy queridos por la madre imaginate como lo seremos por el mismo Dios PAdre. de hecho ella ha dicho: "Si superaías cuanto os amo, llorarías de alegría" (Jn 19)

Hoy: sémeron en griego esta palabra la Virgen la repite una vez tras otra en los mensajes, es bíblica hoy es el día de la salvación, hoy es el día de la conversión, hoy es el día de vivir, no mañana, no vivas en el pasado, vive hoy, acércate a dios hoy.
los invito: es amorosa, no es una gligación, es un consejo amoroso, una invitación como lo dice y en tu está el tomar la decisión de vivir el mensaje que se te propone, estás en total libertad de seguir un 
consejo... (Mc 1)
a vivir profundamente su fe: no es un vivir de cualquier manera, es vivir en profundidad, hoy día cuando abunda gran cantidad de información, ideologías, corrientes, filosofías y pseudofilsofias pero no hay profundidad, no hay una busqueda de la verdad sobre lo que verdaderamente importa, hay que vivir en profundidad, sumergirse en las profundidades del amor de Dios y llevar esa espiritualidad a la vida cotidiana, es un llamado a las obras sin las cuales la fe está muerta (St 2) es un llamado a vivir el espíritu y en verdad (Jn 4),
y a que oren al Altísimo para que la fortalezca, de manera que los vientos y tempestades no la puedan quebrantar. hay que orar esta vida profunda es una gracia de Dios, un don suyo, a Dios rogando y con el mazo dando, hay que colaborar con la gracia de Dios, con su vida divina dentro de nosotros que no es otra cosa que la inhabitacion de la Santísima Trinidad en nosotros, al ser templos del Espíritu Santo, sólo El no nos deja caer en tentación, en medio de las temperstades del mundo, de la propia naturaleza caída y los ataques de satanás, tambien mencionado en los mensajes. Que nada te perturbe y te espante ya sea la historia del mundo actual en que vivimos o la vida de la Iglesia, mundo donde reina la confusión, la división y la aspotaasía o pérdida de la fe...  (Mt 7, Ef 6)
Que las raíces de su fe sean la oración y la esperanza en la vida eterna: san Pablo dice que tenemos nestra ciudadanía en el cielo, somos habitantes del cielo, y estamos de paso en este valle de lágrimas, la fe se fortalece en la oración, en este mensaje aparece tres veces la palabra FE antes este mundo que parece estar en crisis de FE y abandono de Dios, en agnosticismo, o ateísmo práctico (GS), en repetidos y ultimos mensajes en la historia de los 35 años de apariciones la Virgen pide ultimamente desapego de los bienes de la tierra y pensar más en lo espiritual, en lo eterno, en lo que perdura, este mensaje esta en la línea de la liturgia de la Iglesia que la Virgen ama y respeta, (Los mensajes van de acuerdo al tiempo liturgico ya sea Adviento, Cuaresma, Pentecostés o hasta vacaciones o primavera). el evangelio de este domingo precisamente nos dice: "No podéis servir a Dios y al dinero" (Mt 6), el cristiano espera con amor la vida eterna y la vive aquí y ahora, de hecho en los evangelios de san Mateo y san Juan se habla de una escatologia (estudio de lo final) realizada, es decir, que yo no dedo morir para entrar en la vida eterna como algunos creen sino que ya, ahora, en esta vida, en este momento de mi historia, al recibir, acpetar, seguir y amar a Jesucristo y sus enseñanzas me garantizan la vida eterna (Jn 17, Mt 25)
Y desde ahora,  hijitos, trabajen en sí mismos en este tiempo de gracia en que Dios les concede la gracia para que,: Desde ahora hace referencia al tiempo litúrgico al que entramos, la cuaresma, 40 días de preparación, de penitencia, oración, limosna, obras de caridad, quizás para algunos esta sea nuestra última cuaresma antes de morir; nos dice de nuevo con mucho cariño "hijitos" con cuanto amor, cariño, ternura que no es posible explicar con palabras según el parecer de los videntes, trabajen en sí mismos, no en el vecino, no en la viruta del ojo de tu projimo sino en la viga que llevas en el tuyo, si observas tus pecados, vicios, malos hábitos, crecerás en humildad, y no juzgaraás a tu hermano, sino que tendrás compaasión de ellos, esta cuaresma es un tiempo de gracia, de merecimeinto, cada día es un regalo de Dios, un presente que hay que aprovehcar... (Is 61, Ap 21, 1 Cor 11)
por medio de la renuncia y el llamado a la conversión, sean personas de clara y perseverante fe y esperanza.: son días de penitencia, sacrificio, ayuno, renuncia a nuestros planes, caminos, opiniones, juicios, renuncia al pecado, a satanás, renuncia a las bagatelas de este mundo, renunica a los planes homicidas (aborto, eutanasia, etc), renunica a la televisión que nos tantaliza, nos oprime, nos esclaviza, renuncia a las redes sociales que nos enredan renuncia al postre de más, renuncia a las mals amistades que nos conducen al pecado o nos facilitan el hacerlo, renuncia a todo lo que nos escalviza y oprime no nos permite ser felices y además nos quita nuestro dinero, por eso al reunciar a muchas cosas  insanas podemos invertir nuestro dinero en obras de caridad, en fundaciones limpias, etc. Es tiempo de conversión, de hacer un retiro espiritual, de hacer un alto en el camino, de entrar en el desierto, de revisar nuestra vida, ya se termina en segundo mes del año, y qué ha pasado en nuestra vidas??? Es hora de tener coherencia, de dar tstimonio de nuestro ser de personas cristianas, no robots, no objetos, somos personas, sentimos, amamos, sufrimos, etc. la fe y la esperanza deben ser perseverantes (recomieno leer la encíclica Spe Salvi, salvados en esperanza del papa Benedicto XVI)   (Is 55. 58)
Gracias por haber respondido a mi llamado. : La Virgen siempre se despide confiando en sus hijo y llena de esperanza en que vamos a iniciar un cambio en nuestras vidas, vamos a encaminarnos hacia Dios, vamos a incrementar nuestra  oración, iniciamos un camino de conversión, empezamos a vivir nuestra fe, estrenamos nuestros vestidos de bautismo, etc. y por lo cual nos da las gracias por responder a la incvitación de Dios a ser felices y hacer felices a nuestros hermanos, la Virgen la madre del cielo es muy optimista porque muchos de los llamados, muchos de los mensajes no son recibidos, nos son atendidos, son olvidados, son rechazados, no son vividos, y sin embargo ella cree, confía, ama y espera.

Nota: oremos para que el Inmaculado Corazón de María triunfe en nuestras vidas, hogares y en la sociedad finalmente. así cuando la Virgen habla de paz, paz, paz, esta vez fe, fe y fe hay que leer entre líneas, estamos en momentos de una gran prueba en la fe??
Visita Amazon Kindle en español y busca el libro: ¿Cómo vencer a Goliath? para tener mayor información sobre los mensajes de Medjugorje y cómo virirlos día a día.
 

miércoles, febrero 15

MENSAJE DEL 2 DE FEBRERO DE 2017 COMENTADO

Reina de la Paz
“Queridos hijos, vosotros que os esforzáis en ofrecer cada día de vuestra vida a mi Hijo, vosotros que procuráis vivir con Él, vosotros que oráis y os sacrificáis, vosotros sois la esperanza en este mundo inquieto. Vosotros sois los rayos de la luz de mi Hijo, el evangelio vivo, y sois mis queridos apóstoles del amor. Mi Hijo está con vosotros, Él está con los que piensan en Él, con los que oran, pero de la misma manera, Él espera pacientemente a los que no lo conocen. Por eso vosotros, apóstoles de mi amor, orad con el corazón y mostrad con las obras el amor de mi Hijo. Esta es la única esperanza para vosotros, este es el único camino hacia la vida eterna. Yo, como Madre, estoy aquí con vosotros. Vuestras oraciones dirigidas a mí, son para mí las más bellas rosas de amor. No puedo no estar allí donde siento el perfume de rosas. Hay esperanza. Os doy las gracias”

 “Queridos hijos: la Madre siempre tan querida y atenta, nos ama sin igual.

 vosotros que os esforzáis en ofrecer cada día de vuestra vida a mi Hijo: confia en nosotros los seguidores de la espiritulidad de la Reina de la Paz, que no es otra que la espiritualidad de la Igleisa probada con exito por los santos por siglos, hay que poner esfuerzo como dice el libro de Job 7,1 la vida es milicia, es una lucha, el cielo es para los esforzados, animo seamos valientes guerreros de la fe, ofrezcamos día a día nuestra vida al Hijo de Dios e hijo de María, es decir, esfuerzo en vivir: la verdad, el camino, el amor, la vida divina, la misericordia, el perdón, etc.

 vosotros que procuráis vivir con Él, vosotros que oráis y os sacrificáis: cada día hya que mejorar y no sólo procurar, sino hacerlo de verdad, hacer oración y sacrificio como al inicio, recuerda la Gospa pide ayuno a pan y agua los miercoles y viernes, además de mortificaciones o penitencias como recudir el espacio a la televisión y a las distracciones, para así dedicar más tiempo de calidad a Dios y a la porpia familia.

vosotros sois la esperanza en este mundo inquieto: vosotros seguidores de la Reina de la PAz y de su Hijo adorado, la esperanza, no hablar de esperanza sino vivirla, no hablar de paz sino ser paz, no hablar de oración sino orar y ser testimonio creíble en un mundo sin fe, inquieto por los vientos de guerra, y ya viviendo una guerra en Oriente Medio donde ya 14 países están involucrados, y según los protocolos internacionales cuando más de 12 países están en conflicto en una misma región ya se puede hablar y decir que hay una guerra mundial en nuestra caso es la Tercera (WW III) una guerra por el petroleo, el gas, las riquezas de la región que son asunto de seguridad nacional para algunos países como China, EEUU, Francia, ALemania, Inglaterra,, que no tinen estos recursos o que poseyéndolos quieren más. HAy que dar esperanza esta historia está en manos de Dios como dice el libro del Apocalípsis.

Vosotros sois los rayos de la luz de mi Hijo, el evangelio vivo: vosotros no alcanzáis a ser la luz del mundo ni la sal de la tierra, pero soís los rayos, como decía un obispo: algunos no alcanzan a ser un monton de sal y ni un poquito de una veladora. Hace la Madre un llamado a ser evangelio, es decir, Buena Noticia, imagen del Hijo de Dios.

y sois mis queridos apóstoles del amor: somos apostoles desde hace muy poco tiempo luego de más de 30 años de formación, preparación con oración y ayuno la Virgen nos invitó por primera vez a ser apostoles, hay un símil entre nuestro llamado y la vida de Cristo quien se preparó durante 30 años y sólo los ultimos 3 se convirtió en Apóstol y en la Iglesia unos prentenden ser ya misioneros, super apostoles sin siquiera llevar días de empezar este camino, leemos en Hechos de los Apóstoles que hacían 3 días de oración y ayuno antes de enviar algunos misioneros y hoy les hacen fiestas de despedida hasta con licor cuando son enviados al Africa (¿?)

 Mi Hijo está con vosotros, Él está con los que piensan en Él, con los que oran, pero de la misma manera, Él espera pacientemente a los que no lo conocen. Recuerda la gran promesa de Jesús: "Yo estaré con vosotros hasta el fin de los tiempos" (Mt 28), el documento de Aparecida nos habla de los lugares de encuentro con Cristo: la oración, la reconciliación, la palabra, la misa, el hermano pobre y enfermo, etc. y hace un llamado a seguir orando por los que aún no conocen el amor de Dios (la Gospa dice que estas personas son las que causan el hambre y las guerras en el mundo), aún no han experimentado el Espíritu Santo en sus vidas.

Por eso vosotros, apóstoles de mi amor, orad con el corazón y mostrad con las obras el amor de mi Hijo: orad con el corazón, desde la vida, lo existencial que nos afecta, el dolor, la enfermedad, el sufrimiento, las alegrías, trsitezas y esperanzas, y a mostrar con las 14 obras de misericordia el ser resucitados con Cristo, obras que nazcan del amor y no del orgullo.

 Esta es la única esperanza para vosotros, este es el único camino hacia la vida eterna: orando y actuando tenemos la seguridad de vivir la vida eterna en nosotros...

Yo, como Madre, estoy aquí con vosotros: casi las mismas palabras que le dirigiera al indiecito Juan Diego en México en 1631: "No tengas miedo, ¿No estoy yo aquí que soy tu Madre?" No estamos huerfanos, tenemos a la mejor de las madres.

Vuestras oraciones dirigidas a mí, son para mí las más bellas rosas de amor. No puedo no estar allí donde siento el perfume de rosas. Hay esperanza: hay que seguir dándole esas rosas desgranadas con cada cuenta del Santo Rosario que desprenden ese perfume santo y agradable de la conversión, de la intercesión, de una vida divina vivida día a día en nuestro grupos de la Reina de la Paz a lo largo del mundo.

Os doy las gracias: y ella la Gospa si que sabe como darnos las gracias, alcanzarnos las gracias, ser agradecida, porque Ella es la Llena de Gracia, la Kejaritomene como la llama el Arcángel San Gabriel por orden Divina. Bendita tu eres entre todas las mujeres, Dios te saluda, Alégrate llena de Gracia, así inicia el Evangelio, la reconiliacion de Dios con la Humanidad.

Nota: para mayor vivencia de los mensajes los invitamos a leer el libro: ¿Cómo vencer a Goliath? de Francesco DiMaría disponible en Amazon como ebook o en libro físico con doce fotografías a color, 10 capitulos de contenido, más de 300 páginas de espiritualidad bíblica en las librerías Bottega Divina de Bogotá Colombia y en Riscatto en Instagram y Facebook.

lunes, noviembre 21

22 FRASES QUE RESUMEN MISERICORDIA ET MISERA

11 PÁGINAS, 22 NUMERALES Y 22 FRASES DE LA CARTA APOSTÓLICA

  1. copyleft
    Una vez que hemos sido revestidos de misericordia, aunque permanezca la condición de debilidad por el pecado, esta debilidad es superada por el amor que permite mirar más allá y vivir de otra manera.
    2. El perdón es el signo más visible del amor del Padre, que Jesús ha querido revelar a lo largo de toda su vida.
     3. La misericordia suscita alegría porque el corazón se abre a la esperanza de una vida nueva. La alegría del perdón es difícil de expresar, pero se trasparenta en nosotros cada vez que la experimentamos. 
    4. Dios ha destruido nuestras culpas y ha arrojado nuestros pecados a lo hondo del mar (cf. Mi 7,19); no los recuerda más, se los ha echado a la espalda (cf. Is 38,17); como dista el oriente del ocaso, así aparta de nosotros nuestros pecados (cf. Sal 103,12).
    5. En primer lugar estamos llamados a celebrar la misericordia. Cuánta riqueza contiene la oración de la Iglesia cuando invoca a Dios como Padre misericordioso. En la liturgia, la misericordia no sólo se evoca con frecuencia, sino que se recibe y se vive. 
    6. Qué importante es la homilía, en la que «la verdad va de la mano de la belleza y del bien», para que el corazón de los creyentes vibre ante la grandeza de la misericordia. Recomiendo mucho la preparación de la homilía y el cuidado de la predicación. Ella será tanto más fructuosa, cuanto más haya experimentado el sacerdote en sí mismo la bondad misericordiosa del Señor.  
    7. La Biblia es la gran historia que narra las maravillas de la misericordia de Dios. Cada una de sus páginas está impregnada del amor del Padre que desde la creación ha querido imprimir en el universo los signos de su amor.
    8. En el Sacramento del Perdón, Dios muestra la vía de la conversión hacia él, y nos invita a experimentar de nuevo su cercanía. Es un perdón que se obtiene, ante todo, empezando por vivir la caridad.
    9. No perdamos la oportunidad de vivir también la fe como una experiencia de reconciliación. «Reconciliaos con Dios» (2 Co 5,20), esta es la invitación que el Apóstol dirige también hoy a cada creyente, para que descubra la potencia del amor que transforma en una «criatura nueva» (2 Co 5,17).
    10. Así como Jesús ante la mujer adúltera optó por permanecer en silencio para salvarla de su condena a muerte, del mismo modo el sacerdote en el confesionario tenga también un corazón magnánimo, recordando que cada penitente lo remite a su propia condición personal: pecador, pero ministro de la misericordia.
    11. El Sacramento de la Reconciliación necesita volver a encontrar su puesto central en la vida cristiana; por esto se requieren sacerdotes que pongan su vida al servicio del «ministerio de la reconciliación» (2 Co 5,18), para que a nadie que se haya arrepentido sinceramente se le impida acceder al amor del Padre, que espera su retorno, y a todos se les ofrezca la posibilidad de experimentar la fuerza liberadora del perdón
    12. En virtud de esta exigencia, para que ningún obstáculo se interponga entre la petición de reconciliación y el perdón de Dios, de ahora en adelante concedo a todos los sacerdotes, en razón de su ministerio, la facultad de absolver a quienes hayan procurado el pecado de aborto.
    13. La misericordia tiene también el rostro de la consolación. «Consolad, consolad a mi pueblo» (Is 40,1), son las sentidas palabras que el profeta pronuncia también hoy, para que llegue una palabra de esperanza a cuantos sufren y padecen.
    14. La gracia del Sacramento del Matrimonio no sólo fortalece a la familia para que sea un lugar privilegiado en el que se viva la misericordia, sino que compromete a la comunidad cristiana, y con ella a toda la acción pastoral, para que se resalte el gran valor propositivo de la familia.
    15. Nosotros vivimos la experiencia de las exequias como una plegaria llena de esperanza por el alma del difunto y como una ocasión para ofrecer consuelo a cuantos sufren por la ausencia de la persona amada.
    16. La misericordia renueva y redime, porque es el encuentro de dos corazones: el de Dios, que sale al encuentro, y el del hombre. Mientras este se va encendiendo, aquel lo va sanando: el corazón de piedra es transformado en corazón de carne (cf. Ez 36,26), capaz de amar a pesar de su pecado.
    17. Con gratitud pienso en los numerosos voluntarios que con su entrega de cada día dedican su tiempo a mostrar la presencia y cercanía de Dios.
    18. Todavía hay poblaciones enteras que sufren hoy el hambre y la sed, y despiertan una gran preocupación las imágenes de niños que no tienen nada para comer, (enfermos, esclavos, presos...). Con todo, las obras de misericordia corporales y espirituales constituyen hasta nuestros días una prueba de la incidencia importante y positiva de la misericordia como valor social.
    19. Que el Espíritu Santo nos ayude a estar siempre dispuestos a contribuir de manera concreta y desinteresada, para que la justicia y una vida digna no sean sólo palabras bonitas, sino que constituyan el compromiso concreto de todo el que quiere testimoniar la presencia del reino de Dios.
    20. La cultura de la misericordia se va plasmando con la oración asidua, con la dócil apertura a la acción del Espíritu Santo, la familiaridad con la vida de los santos y la cercanía concreta a los pobres.
    21. No guardemos sólo para nosotros cuanto hemos recibido; sepamos compartirlo con los hermanos que sufren, para que sean sostenidos por la fuerza de la misericordia del Padre.
    Es el tiempo de la misericordia para todos y cada uno, para que nadie piense que está fuera de la cercanía de Dios y de la potencia de su ternura.
     22. Que los ojos misericordiosos de la Santa Madre de Dios estén siempre vueltos hacia nosotros. Ella es la primera en abrir camino y nos acompaña cuando damos testimonio del amor.Confiemos en su ayuda materna y sigamos su constante indicación de volver los ojos a Jesús, rostro radiante de la misericordia de Dios.

    Cierro este pequeño resumen con este versículo del Evangelio de la Misercordia escrito por un médico compasivo y todo un caballero "Sean Misericordiosos como el Padre es Misericordioso" san Lucas 6,36